Paseo con Isabel la Católica

0 Comments 🕔10:01, 11.dic 2014

Me abrigué un poquillo, pues al frio le ha costado llegar, pero ya está aquí.

 

Isabel la Católica me propuso pasar el puente a su vera. Sus recuerdos, bien guardados, me los ha ido contando al oído y yo he seguido sus pautas……

En Segovia me habló del Palacio Real de San Martín, a donde me dirigí. De aquí fui al Alcázar donde Fernando recibió a Cristóbal Colón. Visité, cómo no, la  Plaza Mayor, siendo para Isabel uno de sus más grandes recuerdos, pues fue aquí donde la proclamaron reina.

 

isabel18

isabel4

isabel5

isabel20

Descanse al anochecer en el Hotel San Antonio el Real, bien aconsejada por mi “compañera”, pues este es un monasterio que mando construir su hermano Enrique IV. Siendo hoy un monumento nacional, donde realmente la estancia es muy confortable y tranquila a la par que voy en sintonía con mí viaje

isabel13

isabel12

isabel17

isabel11

isabel15

 

Para cenar fui al Fogón Sefardí, donde deguste “Alminar Mizrahi” de patata, calabacín y manzana caramelizada, con pate de oca y jamón de pato (de pato negro, jeje) y de segundo Lomo de bacalao con salsa agridulce, todo ello regado con un vino “kosher”. ¡¡Una delicia!! (que sepáis que había unos postres deliciosos, pero no los quise probar pues me engordan, …)

 

isabel10

isabel9

 

Después de dormir en Segovia, Isabel me acompañó hasta Madrigal de las Altas Torres al Monasterio de Nuestra Señora de Gracia, en Ávila. Se oye en la lejanía la sintonía de una nana……aquí nació una de las más grandes. ¡¡Ella!! con sentimientos de nostalgia me lo muestra.

 

isabel2

isabel21

En este palacio de Juan II de Castilla, convertido después en convento, se conservan algunas estancias de la época, como la escalera regia y la Sala de Cortes, ambas estancias con cubierta mudéjar (s.XV), el claustro, la Capilla Real, el salón de embajadores y la alcoba de la Reina

Seguimos con nuestro paseo hasta que llego a Arévalo, ciudad plena de alusiones a la infancia de la reina, donde ésta recibió una cuidada formación por los padres franciscanos. Es aquí donde entabla amistad con Beatriz de Bobadilla, hija del alcaide, siendo amigas para toda la vida. En el Castillo de Arévalo se alojó hasta su muerte Isabel de Portugal, madre de la reina.

 

isabel22

 

Para dar cumplida satisfacción y un poquito de vicio al paladar, me detengo en el Asador Las Cubas, donde me transformo comiendo un crujiente tostón, acompañado de una fresca ensalada, comida clásica pero no menos apetecible y sabrosa, maridado con un Ribera de Duero

isabel7

isabel6

 

 

Una vez terminada y marchando de Arévalo, me pareció ver a Isabel de Portugal, tejiendo con su rueca en una de las ventanas del Palacio, luciendo un precioso vestido rojo y dorado con adornos de brocado y pedrería

No Comments

No Comments Yet!

No one have left a comment for this post yet!

WRITE A COMMENT ON THIS POST

Write a Comment 

Your email address will not be published. Required fields are marked *